Noticias

20 OCT

Reseña "Invisible" de Eloy Moreno

"Invisible" no cumple expectativas: las supera.
Reseña

Sinopsis: Invisible narra, a través de los ojos de un niño, una historia que podría ser la de cualquiera de nosotros.

¿Quién no ha deseado ser alguna vez invisible? ¿Quién no ha deseado alguna vez dejar de serlo?

"A veces, cuando más ganas tenía de ser invisible, era cuando más gente me veía, y en cambio, cuando deseaba que todos me vieran, era cuando a mi cuerpo le daba por desaparecer".

 

Opinión: Eloy consigue, de una forma no convencional pero muy efectiva, introducir al lector en la historia, pues mediante capítulos que destacan por su brevedad, nos presenta las distintas visiones de un mismo hecho: la de la víctima, la de agresor, la de los observadores, la de los padres, profesores, amigos... En definitiva, la de todos los agentes implicados en la realidad de muchos menores que van día tras día a centros educativos.

Esta mirada omnisciente me parece un gran acierto por el hecho de que permite al lector empatizar y conocer la visión que tiene cada uno de los personajes. Es decir, conocer las diferentes miradas del acoso escolar desde los ojos de todos los que lo conforman.

Algo muy importante y que no me gustaría dejar sin mencionar, es que el autor no se queda en la superficie del problema, en que el agresor o los observadores son malos por naturaleza y por eso actúan como actúan, sino que profundiza en ello y nos muestra lo que hay detrás de esas actitudes, las situaciones personales y familiares que atraviesan, así como los motivos que les lleva a actuar como lo hacen.

Eloy no justifica los comportamientos, pero sí deja entrever que las cosas no son tan sencillas cómo parece y que hay circunstancias vitales que pueden inclinar a determinadas personas a actuar de dichas maneras, lo que si no se ataja desde el inicio, puede acabar con la humanidad de cualquiera.

No os voy a mentir: "Invisible" es una historia cruda que te hace reflexionar, estremecer e incluso llorar de impotencia, sobre todo de cara al final, cuando el acoso es cada vez más descabellado y ves el sufrimiento del protagonista, a veces tan duro y realista como es, y otras encubierto en superpoderes que su mente inventa para sobrellevar un dolor que es insoportable de por sí.

Qué más decir: es un libro muy rápido de leer, con una narrativa muy peculiar que permite conocer todos los puntos de vista de una problemática a la orden del día. Desde mi humilde opinión, considero esta obra de Eloy de necesaria lectura para cualquier alumno, pero también para cualquier persona de a pie, pues la concienciación de una sociedad que, en más de una ocasión, ha preferido mirar hacia otro lado que enfrentar un problema que está destrozando a otra persona, es la base para que los y las jóvenes actúen con un criterio moral, que, sus mayores, no han sabido aplicar, prefiriendo en muchas ocasiones invisibilizar ante sus ojos a quien necesita ayuda que "meterse en problemas" por algo que no le afecta.

No olvidemos que agredir es una forma de violencia, pero mirar hacia otro lado también.

Para acabar, decir que tras descubrir la pluma del autor no puedo no leer sus otros libros, lo cual voy a hacer en el orden inverso a su publicación, como me recomendó en la firma de este mismo libro, por si por aquí hay alguna otra persona que quiera leérselos, ya sabéis cómo hacerlo. ;)

Además, si os apuntáis a la firma de este jueves día 22 en El Imperio, será él mismo el que os pueda recomendar el orden de lecturas. Es un autor muy cercano al que no os vais a arrepentir de conocer y con el que podréis hablar sin reparos ¡Corred a apuntaros a la firma!

Nos leemos.

 

Marta G. Mas

@martagmas_

Volver a noticias