Noticias

17 JUN

Reseña de "Un poco de tu leche" de Lara Losada

"Un poco de tu leche" me ha recordado a "El Principito", y creo que no hay mayor halago que ese.
Reseña de

Sinopsis: El otro día papá me quería, pero hoy me mira con bolas de fuego y yo me pongo de cuclillas. Parece que mi garganta estuviera llena de paja y un palo me atravesara de lado a lado, como un tronco caído en el bosque.

Carraspeo porque la abuela me dijo que si te tragas algo y te sienta mal entonces el cuerpo lo expulsa. Como un cohete. Pero solo me duele y tengo sed.

Me da miedo beber por si las olas arrastran el palo a mi estómago y se queda ahí para siempre haciéndome daño. Tal vez si bebo mucho el árbol crezca dentro de mí. Y entonces papá ya no estará enfadado conmigo porque no seré una niña. Seré una planta muy buena y muy quietecita.

A papá le gustan las plantas porque no hablan.

 

Opinión: La pequeña protagonista de estas 90 páginas es una niña que sufre en silencio y que descubre el mundo en el que vive a través del prisma de la inocencia y la ternura que acompaña a esta etapa.

La verdad es que me ha encantado la pluma de la autora y me ha encogido el corazón la historia al completo, sobre todo de cara al final, que me ha dejado un poco tocada: he necesitado un rato para desconectarme del libro y salir del "shock" en el que me había metido.

Sin duda, para mí eso es una gran hazaña en cualquier novela, el conectar con el lector a ese nivel, y por eso os la recomiendo. La historia de Jul, narrada en primera persona, va de menos a más: al principio parece un cuento envuelto en un aura de ternura, pero a como pasas las páginas, vas descubriendo la cruda realidad escondida bajo esas capas de dulzura con la que se nos presenta. Me gustaría contar algo más de la obra, pero sé que si lo hago, va a perder parte de su encanto, así que prefiero no adentrarme más en la trama y dejar que la conozcáis por vosotros mismos.

Poco más creo que sea necesario añadir, a parte de mi ya acostumbrada necesidad de dejaros tres pequeños pedacitos del libro, para que podáis ver una muestra de la pluma de Lara, la autora.

"[...] A lo mejor él también está triste porque se ha ido. Mamá solía decir que a veces es difícil diferenciar la tristeza del enfado porque normalmente se está triste y enfadado.

Debe ser eso. Papá está muy triste y muy enfadado."

"En el techo hay manchas oscuras como en el lomo de una vaca. Saber palabras es muy útil porque antes decía "el techo está sucio", pero ahora digo "el techo es como el lomo de una vaca" y no es lo mismo."

"Jul es estúpida y comete siempre los mismos errores. Agacho la cabeza y acaricio el lápiz. Papá me mira las manos esperando que cometa el próximo error. Si piensas mucho una cosa se acaba haciendo realidad, como cuando rezas. Rezo me voy a equivocar me voy a equivocar me voy a equivocar."

¿Os llama la atención? Vuelvo a decir, a riesgo de parecer pesada, que es un libro que merece mucho la pena y que espero que leáis, no os va a defraudar.

¡Nos leemos!

 

Marta G. Mas

@martagmas_

Volver a noticias